Comienza el blog de iMisión

Desde iMisión queremos hacer una nueva apuesta significativa por la evangelización en la red (imision.org/iblog). A través de nuestro blog escribiremos con regularidad dos artículos semanales (lunes y jueves) que nos ayuden a comprender y vivir mejor las transformaciones que la red ha supuesto.

Existen muchos blogs en la red. Muchos también de ámbito católico, que tratan de diferentes aspectos. Muchos de ellos, además, interesantes y vivos, muy acorde a los tiempos que corren y los retos que se presentan hoy a la Iglesia en la red. Quizá algunos creen que uno más es perder el tiempo o gastar fuerzas en lo que no dará nuevos resultados. Sin embargo, desde iMisión aportamos nuestras razones:

Nace de las inquietudes que percibimos entre nosotros, y son varios los que venían del mundo bloguero. Así comenzaron a conocerse y relacionarse. Nace de esa vida compartida y de la reflexión conjunta sobre la red, partiendo de los mejores “cyberdones” de algunos de nosotros.

  1. Establece un nuevo punto de contacto, más allá de Twitter, y de comunión. Nos sirve, sin duda alguna, para ir profundizando en claves fundamentales. De aquí que pretenda también seguir sumando, continuar creando red y ayudando del mejor modo posible a otros que se inician y a los que quieren dar su segundo y tercer paso.
  2. Creemos que  es necesaria una reflexión más amplia, que nos ayude a todos a recibir aquello que estamos llamados a dar. Y saber cómo movernos, estar y ser cristianos en la red. En Twitter es evidente que los mensajes están limitados, e igualmente Facebook no llega a todos por igual. Un blog permite ordenar en etiquetas fundamentales las reflexiones que vamos lanzando.
  3. Queremos también crear hábito de diálogo con la realidad virtual, formarnos mejor para ello. Un blog también es un motivo y obligación de reflexión interna y nos ayudará a estar más atentos a lo que sucede en el mundo. Todo un reto.

Dialogando en el grupo de blogueros, hemos decidido que sean cuatro los ámbitos en los que nos vamos a mover el primer año:

Evangelización.

  1. Formación.
  2. Comunión.
  3. Herramientas.

Nuestro talante es colaborativo, en clave de comunión. No es el blog de nadie en concreto. Detrás de él está un equipo, que se conoce y comparte en la red desde hace años, que participa activamente en el consejo de iMisión.